Artemisa, virgen y salvaje

En el episodio anterior, conocimos el nacimiento de Hermes y sus logros como bebé ladrón porque estaba chavo y se le hacía fácil. Otra diosa que igualmente fue vivilla desde chiquilla y también tuvo su sex-appeal fue la melliza de Apolo, Artemisa.

Artemisa nació antes que Apolo para ayudar a parir a su madre, Leto (quien era prima de Zeus). Como nieta de titanes es diosa de luz, Febe, palabra que  significa “brillante” pues ella es una deidad resplandeciente. Si Apolo es luz solar, Artemisa es luz de luna.

Una vez que la familia divina sorteó la ira de Hera y se mantuvo unida, Artemisa fue con su padre Zeus. Contando con apenas tres años, se sentó en las rodillas de su padre y le dijo: Padre, quiero ser siempre virgen y una hábil cazadora.

Zeus al verla tan dulce le obsequió 30 ciudades a su patronazgo y contenta se fue. También pidió otros 4 deseos: tener multitud de aposiciones (así como el de Febe que desde su nacimiento ya tenía); ser la Phaesporia o “Dadora de Luz”; y, un séquito de oceánides y ninfas.

Con el permiso de papá fue en busca de su arco y flechas hasta la isla de Lipara, donde estaba la herrería de Hefesto y los Cíclopes. Para ese momento ya la acompañaban las oceánides y ninfas, quienes estaban temerosas ante tan toscos seres y tan rudo lugar pero ella sin  ella sin miedo se presentó y pidió su arco y flechas.

Ya que estaba ahí y aún siendo una  niña bella, el cíclope Bronteo la sentó en sus rodillas para mimarla y ella tan brusca como era, le arrancó el vello del pecho por convivir. Luego, Artemisa fue con el dios Pan y éste le obsequió 7 perras y 6 perros para su jauría de caza. Después ella misma capturó 6 ciervos de cornamenta plateada para tirar de su carruaje.

Pese a los deseos concedidos no era la hija favorita de Zeus. ¿Por qué? Pues porque tenía el carácter de Hera, Artemisa es tan enojona como su madrastra. Se parecen en su caracter porque su timai también llega tocarse. Ambas comparten la dedicación a los partos y las mujeres. Es más, las dos reciben el título de Litia. Eso sí, Artemisa es joven y muy sensual.

Aunque es diosa de la caza, los animales salvajes y el terreno virgen, precisamente es por este estado de virginidad que se interesa por las doncellas. Procura a las jóvenes de entre 8 a 15 años, las cuales si se consagran a esta diosa reciben el nombre de artoi, es decir, ositas. Se encarga de las mujeres pero en su transición de niña a mujer, el estado liminar incluso también hace lo mismo con los varones que son aún mancebos. Ella las recibe con la finalidad de evitar que anden de libidinosas ya que todavía no es tiempo de conocer marido. Asimismo, alivia las enfermedades femeninas.

Como decía, es virginal y a la vez atractiva sexualmente. Por ello, en los banquetes olímpicos ella danza mientras admiran su sensualidad. Ya que es una diosa virgen, sensual y de cólera pronta, no permite que nadie viole su voto de castidad ni que diga que es más bella que ella. Una vez Quione, amante de Hermes y Apolo, dijo que era más hermosa que ella y la diosa la mató. El padre de la chica se quiso suicidar cuando supo de la muerte de su hija y Apolo, por compasión,  lo convirtió en halcón.

Es como las pubertas coquetas pues se liga a la fertilidad femenina en su aspecto sensual y también terrible porque es de: mira mas no toques. Como parte del respeto a su castidad no permite que nadie la toque y por ello se mantiene pulcra. Ella es el prototipo de la belleza femenina. Así que Artemisa exige lo mismo para su cohorte. Ejemplo de ello es la ninfa Calipso seducida por Zeus, cuya historia ya había contado.

Rememoro: Artemisa convirtió a Calipso en osa y por orden de Hera le disparó una flecha pero esa no fue toda la historia. Calipso parió a Arcas y Artemisa adoptó al niño. Ella hizo que al crecer él le disparara a su madre. Ya los dioses compadecidos por la tragedia, a ambos los convierten en constelaciones: la Osa Mayor y la Osa Menor.

Como la tierra, Artemisa es húmeda y salvaje por ello es conocida como Artemisa Agrotera, diosa de lo salvaje y Potnia Theron, diosa de los animales. Como ves, sobre ella actúa la naturaleza misma, como ocurre con las mujeres con la menstruación: incontenible, salvaje, signo de que puedes tener sexo.

Con esto mismo Artemisa se liga con las amazonas. Las amazonas son las extranjeras antianeira, enemigas de los varones. Son hijas de la ninfa Armonía y del dios Ares; ellas se consagraron a Artemisa. Ya en la edad helenística su papel fue doble puesto que por un lado eran mujeres terribles, por otro lado era atractivas eróticamente.

Como adoradoras de Artemisa fundaron Éfeso y la convirtieron en la patrona de la ciudad y volviéndola a una diosa madre. Para ese momento Artemisa se liga con la diosa Hécate y por este mismos motivo a la brujería. Artemisa se convierte en diosa triple: Febe, Artemisa y Hécate; niña, joven, vieja; luminosa, media y oscura; virgen, puberta y sensual.

A menudo Artemisa se representa como una cazadora, de falda corta para ese trabajo, llevando un arco y flechas. El ciervo y el ciprés les están consagrados. Sin embargo, no por eso dejó de despertar bajas pasiones o de enamorarse pero eso es materia de otros mitos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s