Emilio Tuero.

Así como hay actrices que inundaron la pantalla grande con su sensualidad y magistral trabajo, también existieron hombres que embelesaron a todo el público, en especial, el femenino con su presencia. Ya veíamos desde el comienzo de la cinematografía, el cine mudo, a Rodolfo Valentino (la primer estrella que inaguró las fotografías de celebridades en su lecho mortuorio) y aún ya avanzado el siglo XX a Marcelo Mastrollani (que, a mi parecer, pocos alcanzaron esa unión de gallardía y grandes actuaciones).
Viendo a varios actores que llenan estos requisitos me di cuenta que en México no hay mucho de donde escoger y que incluso para varios admiradores de la cinematografía mexicana, este bello arte comienza luego de la aparición de Pedro Infante y Jorge Negrete. Pero antes de ellos hubo uno, sí, uno que cantaba y encantaba con su sutil y varonil voz, sus ojos a medio mirar y su porte vaornil. Me refiero al hombre quién tubo por varios años el título del galán por excelencia en mexico y a pesar de ser de origen español: Emilio Tuero.
Tuero fue conocido como el Barítono de Argel (aunque no era ni lo uno ni lo otro) y trabajó para la XEW en el programa transmitido en vivo “La hora azul”, entre sus películas más memorables están: El baisano Jalil (1942) y La dama de las Camelias (1943). Su época de mayor esplendor fue de 1935 a 1950.
Su rostro alargado, su bigote discreto y los ojos dormilones lo hacían lucir como un hombre en pleno dominio de sus emociones, siempre escondiendo el as bajo la manga y más ante una mujer. Genera un deseo de ver en pantalla el beso apasionado pero suave con la protagonista aunque a la vez da esa sensación de poder esperar un segundo más conteniendo el aliento.
La escena en la que lo tengo más en la memoria está en El baisano Jalil, luego de que se burlan de su padre y canta una canción de medio oriente. En ella no prentende ser más de lo que es, así como en las otras películas, no se topa con la obligación de forzar su actuación para ser un mexicano típico e incluso un galán típico, si no que se limita y en esto logra un gran acierto, en ser sólo un hombre que vive y canta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s