Siglo XIX: Pintura y el cambio climático

Desde finales del siglo XX y aún ahora no se ha dejado de pronunciar el cambio climático y sus consecuencias. En la primer década del siglo XXI, no sólo percibimos si no que sufrimos los estragos del tiempo, del clima. Esto me hizo voltear y mirar a la llamada Pequeña Edad de Hielo en una de las pinturas más extrañas para mí, puesto que no he visto en vivo un área cubierta de nieve, aunque en otros lugares fue muy familiar. Hablo de la pintura que presenta a la famosa feria helada o, Frost Fairs, sobre el Támesis en Londres: “Frost Fair” de Luke Clennell, (1814).
El Támesis es un río que en tiempos invernales fue habitado por los londinenses para celebrar dichas ferias. La última se celebró durante 4 días, debido, principalmente, a la demolición del puente de Londres. En el cuadro, el observador puede disfrutar de casas de campaña enclavadas en el hielo, niños patinando afanosamente y familias enteras conviviendo sobre el río. En tonos brumosos, en el fondo, se ven los edificios de la ciudad que atestiguan tal prodigio de la naturaleza.
Para que el olvido no se llevara tan peculiar evento, en la feria se dieron cita puestos de recuerdos y también de cerveza, comida, café, juguetes, metales y hasta juegos impulsados por el hombre. Supongo que en ese espacio se realizaban actividades propias para el hielo como patinaje, los bolos de hielo y viajes en trineo. Se cuenta que para la última feria de helada se sucitó la marcha de un elefante, dando cuenta del grosor del hielo que cubría el cauce del Támesis.
En la pintura de Clennell vemos restos de comida, marcado por un tonos amarillentos en primer plano, sin embargo, nos dejamos llamar la ateción por la nieve que cubre parcialmente a la translucidez del agua congelada, aquella que refleja, gracias a la luz solar que sale de la esquina superior izquierda, la caída de un niño.
La imagen transporta al entretenimiento que la naturaleza proporciona gratuitamente y aporta indicios importantes del cambio climático desde la Revolución Industrial, de las maravillas que los seres humanos no nos dimos la oportunidad de presenciar más que en pintura.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s