Características divinas

Aquiles y el dios río EscamandroEn el episodio anterior Asclepio mostró que, como mortal, la muerte es superable mediante la medicina e incluso los mismos dioses lo son. Un atributo básico de los dioses griegos es que ellos son antropomórficos, con forma de ser humano, aunque para los griegos los hombres son quienes tienen forma divina (teomórficos). Los dioses tienen un cuerpo que nace con diferentes edades (bebés o adultos), el cual cambia de forma, sea fauna, flora, fenómenos naturales o humana.

Todos los dioses son muy poderosos incluso el semidios más fuerte (Aquiles) es tratado por un muñeco por un dios-río (un dios menor). En cuanto a la proporción, son inmensos y ejemplo de ello se nota en La Ilíada cuando Ares pelea con Atena, él cae a lo largo de 7 plectros (7 días de arado de buey, de distancia).

Su poder también es inmenso ya que abarca todo su ser; aunque pueden mover su mano o su pie para mover una flecha o matar una ninfa. Sin embargo, los dioses emplean telequinesis. Con sólo desear algo ocurre, por eso su cuerpo y poder son una unidad: su voluntad es su cuerpo.

La energía manifiesta es el numen, los numina, con el que ejercen los dioses griegos su poder específico. Este poder le fue asignado a la deidad desde su pasado remoto y al nacer es inmanente. No lo limita pero lo mantiene dentro de su ámbito. Ese ambito, ese territorio es la timai, los honores, que es el dominio de la deidad, razón por la cual se venera y ésta misma es fuente de donde emana su poder específico. Por eso defienden su honor, su timai, y nadie debe transgredirlo por lo que si dan un don o maldición nadie debe quitarlo más que ese dios.

TemploLa edad es lo que determina el magnitud de su poder por lo que cuando Artemisa se le pone bronca a Hera, ésta la abofetea con su propio arco. Y es que quien lleva más tiempo de vivir tiene mayor timai y más tiempo nutriéndose de néctar y ambrosia, las cuales mantienen la divinidad. El néctar es púrpura como el vino y tiene aroma floral (jacintos, anémonas y lirios). La ambrosía es nueve veces más dulce que la miel.

Si el dios jura en vano, Zeus le retira esos alimentos y entra en coma y luego se vuelve humano (como pasó un tiempo con Apolo y Poseidón, quienes al jurar en falso tuvieron que tomar agua del río Estigia y entraron en estado catatónico para luego pasar 9 años como mortales). Los dioses griegos no tienen sangre pero su equivalente sería el jaima, el licor de los dioses, que es consecuencia de sus alimentos divinos.

Cuando ellos toman un disfraz humano no pueden ocultar su divinidad por lo que se manifiesta en forma de imperfección o anomalía. Por ejemplo, Afrodita como vieja es descubierta por sus pechos frondosos. Otros, por sus huellas que dejan al andar, las cuales son hoyos profundos.

Entonces, aparte de comer, dormir, tener sexo (no defecan), se ensucian. Homero revela que Hera se baña para gustarle a su esposo. Deben conservar limpio y pulcro el cuerpo porque es parte de su energía y por eso debe ser castigado quien veía al dios tal como es. Cuando esto ocurre, el mortal debe sentir thambós (temor reverencial) y cubrir su mirada para no desatar la ira divina, como le pasó a Acteón al ver desnuda a Artemisa.

diosesLos hombres pueden ver a los dioses pero NO DEBEN; cuando sucede es porque son súbditos y se les retira la niebla de sus ojos para hacerlo y se les permite convivir con los dioses en el Monte Olimpo pero no vivir ahí. Es hogar de Zeus y donde tienen estadías el resto de dioses. Los palacios olímpicos fueron hechos por Hefesto y, según Hesiodo, tienen un estilo misénico.

Un dato peculiar es que sólo Hera y Zeus sabían la combinación de su tálamo, de su cama de esposos. Los dioses no siempre estaban en el monte, a veces visitaban a los etíopes (que vivían en el fin del mundo) e hiperbóreos (luego del norte), ambos pueblos también concebidos como mito que significaba que ser un pueblo preferido por un dios, muy parecido al Dios del pueblo hebreo.

Sus templos y palacios probablemente podían ser reconstruidos por el olor de las hecatombes, sacrificios humanos masivos. Por tanto y por si no lo habías notado: los dioses griegos no son omnipresentes, omniscientes, ni omnipotentes. Esto es así porque tienen que viajar, se les puede engañar (estilo Odiseo) y los humanos y hasta los mismos dioses se pueden ocultar de ellos.

Para los griegos había dos divisiones: dioses y héroes. Estos últimos podían llegar a ser dioses así como Apolo y Poseidón fueron hombres una vez. Los héroes son los únicos mortales que enfrentan a los dioses y demuestran que ellos son falibles y que un mortal puede acceder a la inmortalidad.

Sin embargo, esta posibilidad puede cancelarse y los héroes pueden ser abatidos en común acuerdo de todos los dioses por dos motivos:

  • Ate: nublamiento momentáneo de la razón (como el de Heracles al matar a sus hijos). Ésta lleva a otro estado peor pues conlleva el castigo divino.
  • Hybris: el error pero vuelto a realizar, a veces con conciencia, pero con necedad. Atenta contra la timai de los dioses; como hacía Aquiles.

Para ello, el dios afrentado, e incluso todos, convocaban a Némesis, la justa retribución, quien castiga tanto a dioses como a humanos. Empero, varios héroes salieron triunfantes y lograron pasar de simples humanos a verdaderos dioses y ocupar un pedazo de cielo, llamado constelación. Para lograr semejante estado, todos pasaron grandes sufrimientos, enfrentaron y sobrevivieron a monstruos, casi todo creados por la diosa Hera, la hacedora de héroes.

Némesis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s