El can Cerbero, duodécimo trabajo (primera parte)

Inframundo griegoEn el episodio anterior, Heracles consigue las manzanas del jardín de las Hespérides pese a la trampa de Hera y conquista todo el orbe. El trabajo número once fue todo un éxito y tan sólo le falta una labor más para conseguir su purificación y continuar con su vida de mortal; sin embargo, el rey Euristeo de Micenas y la diosa Hera tienen otros planes deparados para el héroe.

El heraldo Copreo se presenta con él para decirle cuál es su última y, por eso, más importante misión: traer al can Cerbero del inframundo. Este perro se encarga eficazmente de que ningún espectro pase al plano de los vivos y, a veces, que ningún mortal llegue al lugar de los muertos. Aunque es bien sabido por todos las varias entradas que hay hacia el reino de Hades, el mortal Heracles debe encontrar el camino de vuelta y debe ser así porque lo difícil no es entrar sino salir vivo ya que la ausencia de luz y la baja temperatura es suficiente para matarlo.

Para lograr tal hazaña va a Eleusis, ciudad en donde se adora con devoción a la diosa Démeter, la tierra arada, y se inicia en sus misterios. No le es fácil ser admitido ya que sólo los atenienses tienen el privilegio de participar en el secreto ritual y llevar la corona de mirto. Para conseguirlo, Heracles da a Filio o Piteo la piel de León de Nemea que siempre porta y en esa entrega lo conoce el príncipe niño Teseo. El mismo príncipe le sugiere a Filio adoptar al héroe y no sólo lo acepta sino que lo purifica de la matanza de los centauros. Así, accede a los misterios menores, debidamente iniciado por Museo, hijo de Orfeo, aunque por quejas de otros miembros los misterios mayores le fueron negados.

HeraclesUna vez que sabe los secretos de la otra vida, el héroe se enfila al cabo Ténaro, en donde hay una gruta por la que se desciende al infierno. Según otros mitógrafos baja por la península Aquerusia, cerca de la urbe de Heraclea en el Mar Negro, porque todavía hay marcas de su bajada. Debe andar por la grieta profunda, en donde escasea la luz y abundan los gases sulfurosos, por ello, se convierte en Tanatonauta, viajero a la muerte. En el proceso, Atena y Hermes lo guían; la primera por ser la guardiana en sus lances y el segundo porque con su Caduceo va y viene del lugar. Heracles pasa los bosques de Perséfone, va bajo las entrañas de la tierra, más allá de las sombras del Erebo.

Él llega al río Estigia y un sombrío barquero se le acerca, es Caronte. Le da el importe correspondiente y sube a la barca, la cual cruje. El barco rechina no porque el héroe sea un hombre corpulento sino porque está vivo; él tiene alma y ésta tiene peso. Por esa razón Caronte se da cuenta que transporta a un vivo pero como le ha pagado, sigue su marcha; aunque al saberlo Hades, lo encadenará un año por llevar al mortal.

AdesAl bajar, Heracles se topa con la gorgona Medusa y desenvaina su espada ante sus ojos pero Hermes le dice que sólo es un fantasma del monstruo que fue. Además, se encuentra con el fantasma de Meleagro, príncipe de Calidón, quien todavía conserva su armadura brillante y su buen trato. La vida del hijo de Eneo y Altea estuvo ligada a una leña ardiente; según las Moiras, al acabarse moriría. Su madre echó el tizón al fuego cuando supo que en guerra Meleagro mató a sus dos tíos. Ya que se sabe muerto, le dice al héroe que no debe temer a los muertos y le cuenta que le preocupa su hermana, quizá gemela, Deyanira, por lo que el héroe le ofrece casarse con ella para que no esté desamparada.

También se tropieza con un héroe más joven que él, que no hace mucho vio niño y aún sigue vivo: Teseo, junto con Piritoo, está encadenado. Heracles tan sólo libera de la silla, en donde está preso, al príncipe porque sólo a él conoce y porque la tierra tiembla cuando quiere rescatar a Piritoo. Aunque es parte de otra historia, ambos fueron sujetados por intentar secuestrar a Perséfone. Ahora el héroe debe continuar antes de que sucumba ante el frío y la oscuridad del inframundo o se tope con el terrible Cerbero y se lo coma.

Caronte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s