La toma de Pilos y los hijos de Hipocoonte

Néstor

En el episodio anterior, Heracles termina sus años como esclavo de la reina libia Ónfale y torna con su familia, rumbo a Tirinto o Tebas; pero según unos mitógrafos, tiene una deuda pendiente con la ciudad de Pilos e incluso su propia familia, previo al nacimiento del héroe.

Cuando Alcmena y Anfitrión no se casaban todavía, Neleo, rey de Pilos, se unió a Orcomeno, enemigo de la familia, por ende, también ganó la enemistad de aquella. Además de eso el reino de Pilos apoyó a la gente de Élide en la última guerra que entabló Heracles, así que toma venganza por todas las afrentas cometidas.

Como hombre impío saquea e incendia la ciudad de Pilos y mata a los hijos de Neleo (quien escapa), excepto a Néstor, que estaba en Gerania. Ese hubiera sido el final de la urbe de Pilos de no haber sido por la intervención de los dioses. Primero, Atena lucha en favor de Heracles.

Mientras que Hera, Poseidón, Hades y Ares pelean en favor de la ciudad agredida, todos casi en contra del héroe pese a la defensa de Atena. La casta diosa combate con Ares y Poseidón se enfrenta a Heracles: el tridente divino contra la clava del héroe pero, al final, al dios lo obliga a recular.

Libre, él corre a auxiliar a la diosa con la lanza en mano y en una tercera embestida atraviesa el escudo de Ares y lo arroja de cabeza a la tierra. En un movimiento, rasga el muslo divino de Ares y éste huye angustiado al Olimpo, donde Apolo le pone ungüentos que lo devuelven a la lucha.

Entonces, Heracles furioso, cruza el costado de Ares con su lanza, Ades es herido en la espalda con una flecha y a Hera le lastima el seno. Pese a las heridas no es castigado porque no fue él el provocador y no tuvo hybris, es decir, no se comparó con los dioses siendo él mortal.

1350257157669Cabe destacar que a Hera la hiere con una flecha de tres puntas, o sea, una saeta envenenada por lo que su leche es alimento de muerte. También puede ser que estos hechos con los dioses sean representaciones de las guerras entre micénicos (Hera y Poseidón) y dorios (Heracles).

En tanto, el hijo mayor de Neleo, el argonauta Periclímeno, tiene una fuerza ilimitada, puede asumir la forma que desee y entra a luchar. En esta ocasión se transforma en un león, serpiente, hormiga, mosca o abeja, con tal de desbocar los caballos de Heracles pero Atena lo ve. El héroe va a aplastar a Periclímeno cuando se vuelve águila para picarle los ojos, entonces le dispara una flecha en el cuello y muere.

Recordando que Néstor es un buen héroe, Heracles le entrega la urbe Mesena para que la administre él y su prole. No pudo dejarle Pilos porque los pocos eleos que quedaban quisieron reconstruirla a costa de los sobrevivientes pilianos de la ciudad. Algunos mitógrafos sitúan este altercado entre ciudades antes de que Heracles acabe con Élide o una vez habiendo destruido Pilos.

Así inicia: el rey Neleo manda una cuadriga de caballos para ganar un trípode en los Juegos Olímpicos pero Augías de Élide se los apropia. En represalia, Néstor roba 50 rebaños de cada especie de pastoreo y Pilos se cobra “a lo chino” con el botín, con cada eleo que les debiera. Tres días después, los eleos invaden Pilos pero Atena está de parte de los pilianos y del joven Néstor, quien vence a Amarinceo, jefe eleo.

Luego de eso, Heracles sigue con su venganza pues los hijos de Hipocoonte lucharon a las órdenes de Neleo y le negaron purificación por la muerte del príncipe Ífito. Entonces, decide atacar Esparta porque para colmo de males asesinan a su amigo Eono, hijo de Licimio, cuando van rumbo al palacio de Esparta. Y es que un perro lo ataca mientras que los hijos de Hipocoonte defienden al animal a palazos y para cuando Heracles llega, Eono muere.

hercules-guerras-tracia-estrenos-2011-tracian-warsHeracles reúne un pequeño ejército y va a Tegea en Arcadia, donde ruega a Cefeo, el hijo de Aleo, que se le una con sus 20 hijos pero él duda. El rey teme que su gente quede vulnerable pero Heracles le da a Aérope, hija de Cefeo, un mechón del pelo de Medusa en un jarrón broncíneo para cuidar a su gente. Si la ciudad fuese atacada ella debía mostrar la guedeja tres veces desde las murallas y dando la espalda al enemigo pero a Aérope nunca se le presentó la oportunidad.

En la lucha contra Esparta, Cefeo y sus 17 hijos mueren, Hipocoonte y sus 12 hijos igual, así que el héroe toma la urbe por asalto. Ya que Hera no se opone a la toma de la ciudad, él le erige un templo y le sacrifica cabras; desde entonces los espartanos la apodan “comedora de cabras”. Una vez victorioso y en lugar de volver a Tebas, recuerda la promesa hecha en el infierno al príncipe Meleagro de cuidar a su hermosa gemela Deyanira.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s